BIOGRAFÍA

Amigas y amigos, mi nombre es Rodrigo Tapia Avello, vecino de todos ustedes. Nací en esta hermosa comuna cordillerana, comunidad que me vio nacer en el sector Salto del Perro, lugar cercano a Cañicura, Ramadillas y las Malvinas.
Son mis raíces las que llevan a tenerle este tremendo apego y cariño inmenso a mi comuna.
Nací campesino, estudié en colegios rurales, salí de mi tierra sólo a continuar mis estudios superiores y luego de obtener mi título de Profesor, regresé de inmediato a ejercer mi profesión en una escuela rural. Es ahí, donde se desarrolla más, mi vocación de servicio hacia los demás, la empatía con los más necesitados y la capacidad de gestionar y resolver los problemas de mi comunidad. Capacidades que me han caracterizado como persona y líder, a lo largo de mis años en el servicio público.
Hoy sigo con mi vida ligada a las labores del campo; la siembra y la crianza de animales, junto a mis fieles caballos, que me alegran la vida y me hacen feliz. La sencillez de esta tierra me conecta a mis queridos padres, de quienes recibí valores y enseñanzas que me han acompañado toda mi vida.
Vengo de una familia humilde, somos 7 hermanos, a todos nuestros padres nos entregaron la mejor herencia, que es la educación, es decir, un Título Profesional, para que pudiéramos desarrollarnos como personas y ser un verdadero aporte a nuestra sociedad. Sin olvidar nunca quienes somos y de dónde venimos.
Agradecido de la vida, agradecido del inmenso cariño sincero, respeto y confianza de la gente de mi comuna, que me manifiestan hoy y siempre.

Rodrigo Tapia Avello

Una de las cosas entrañables que me dejó los años al mando del municipio de Quilleco fueron las frecuentes reuniones, celebraciones, visitas y paseos, que teníamos con diferentes grupos de adultos mayores de los diversos sectores. Interminables conversaciones y el infaltable mate, donde me compartían sueños, esperanzas y necesidades, donde siempre encontré cariño, respeto y sobre todo franqueza… La pandemia nos ha quitado esa cercanía con nuestros adultos mayores, ansío volver a retomar ese contacto, el abrazo y esas tardes de música, alegría y conversa. Un abrazo a todos ellos…

Comparte esta propuesta